miércoles, 8 de febrero de 2017

La Casa de Margarita, un hotel con calor de hogar



En una infraestructura de diseño colonial-moderno y una decoración armoniosa y peculiar en cada habitación, más la atención familiar y personalizada que brinda, La Casa de Margarita es un emprendimiento novedoso en hotelería en la ciudad de Cochababamba, que hace que sus huéspedes se sientan como en su hogar, pues su lema es “estás en tu casa”.

Su propietaria, Margarita Salinas Borja, emprendió hace unos seis meses esta idea de “hotel boutique”, un concepto que todavía no es muy conocido en nuestro medio y de los que existen solo tres en el país, uno en la ciudad de Santa Cruz, otro en Sucre y otro ahora en Cochabamba, afirma Salinas.

El hotel boutique es un concepto de hotel que se creó en la década de 1980, caracterizado por una particular ubicación, servicio y diseño. Este tipo de hotel se diferencia de las grandes cadenas de hoteles por su estilo y carácter propio.

Margarita Salinas es cochabambina, lingüista de profesión, retorno del exterior a Bolivia después 15 años. A su llegada a Cochabamba, sus amigos le preguntaron a que se dedicaría y ella pensó en emprender un negocio de servicio y que además le permita compartir su casa. "Si voy a hacer algo, quiero que mi casa huela a pan", porque eso denota hogar, cuenta Salinas que respondió a sus amigos.

Entonces dice, con las sugerencias de sus hijos, fue madurando la idea y la gestó luego de una visita que realizaron a un hotel boutique en Santa Cruz, “era como ella quería implementar”. Así nació La Casa de Margarita el 1 de julio del año pasado, sus primeros huéspedes fueron sus amistades, a quienes invitó para que le sugieran mejoras y cambios. Poco tiempo después, recibió a sus primeros huéspedes que llegaron por algunas referencias.

Hoy, la mayoría de sus visitantes son familias e investigadores, procedentes de otros departamentos del país, quienes en encontraron en el hotel un lugar apto para descansar y desarrollar su trabajo.

La Casa de Margarita se encuentra en el norte de la ciudad, en una zona céntrica, familiar y segura, en el pasaje Juan José Quezada, a pocos pasos del Parque Anze y la Ciclovía, dos espacios ideales para hacer caminatas y paseos en bicicleta. Pese a estar rodeada por centros comerciales, restaurantes y lugares turísticos, se mantiene como un espacio de paz, tranquilidad y silencioso apto para el descanso y trabajar.

Los espacios del hotel, de diseño colonial-moderno, tienen un decorado peculiar. Cada una de sus seis habitaciones cuenta con característica única en color y decoración, y lleva un nombre especial: Fofinha, Sol y Sol 2 (habitaciones matrimoniales), Nanha (suite matrimonial) y Luna y Flor (ambientes para familias). Los nombres simbolizan la interculturalidad y el diálogo, apuntó Salinas.

Pinturas de artistas bolivianos, esculturas de figuras femeninas que representan las culturas de diferentes países: Cuba, Brasil, República Dominicana, Ecuador, México, entre algunos, le dan un ambiente de exposición artística a la recepción del hotel.



AMBIENTES ÚNICOS

Desde la sala de recepción hasta el último espacio, La Casa de Margarita tiene una arquitectura propia, un diseño elegante y cuidado, temático, adecuado a diferentes exigencias.

La recepción está conectada a una sala moderna para ver televisión y escuchar música, ideal para el desarrollo de debates, charlas, conferencias y reuniones de trabajo. Estos ambientes se conectan con los atractivos espacios externos del hotel: el jardín, el parrillero con su horno a leña, dos balcones amplios y un ambiente de descanso.

Además de la atención personalizada que brinda la cada huésped, La Casa de Margarita prepara y adecua las habitaciones a las exigencias y requerimientos de cada visitante, por ejemplo, para parejas recién casadas, para la luna de miel, la habitación es decorada con flores, chocolates y globos, o para un pijama party, el cuarto se decoró con todos los detalles para este acontecimiento", destacó Margarita Salinas.

El hospedaje incluye un desayuno nutritivo, compuesto por productos naturales y panes horneados en el mismo hotel.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada